Los collares martingale son un tipo específico de collar dentro de la gama de collares para perros. Usaremos cada tipo en función al uso que vayamos a dar y a la fisionomía de nuestro perro por temas de raza.

Un claro ejemplo nos lo proporcionan los galgos, podencos, dóberman, pincher, teckel… Ya que entre sus características poseen la peculiaridad de tener el mismo diámetro tanto de cabeza como de cuello. Esta situación junto con lo asustadizos que pueden ser algunos de los galgos requiere del uso exclusivo de collares martingale – antiescape. Este tipo de collar confiere la seguridad que el humano necesita para confiar en que su perro se zafe de un momento determinado. Pero esto no quiere decir que este tipo de collar solo sea apto para ese tipo de razas ya que es utilizado por todas las razas y tamaño de perros.

Los collares martingale – antiescape tienen un sistema de herrajes que hacen que una vez pasado por la cabeza el collar se ajuste al cuello de nuestro perro. Siempre ofreciendo máxima comodidad pero dándonos la seguridad necesaria en nuestros paseos diarios. También debemos tener en cuenta la alta calidad de los materiales que utilizamos en la fabricación de nuestros collares martingale, ya que entre otros componentes utilizamos anillas soldadas de alta resistencia para evitar posibles roturas.