Lo que tu perro puede hacer por amor

Descubre una historia de amor de un perro que amó incondicionalmente a la familia que lo adoptó y consigue un descuento especial para San Valentín

JACK, EL PERRO QUE SALVÓ A TODA SU FAMILIA

En la década de los 90, en Nueva Gales del Sur (Australia) vivía la familia Gordon en una zona rural en la que en una de sus paseos matutinos se encontraron con un perrito de no más de 4 meses atado a un poste de una granja abandonada. El perrito era un Golden Retriever, estaba lleno de pulgas y sarna, con evidentes rasgos de maltrato.

La familia no lo dudó ni un momento y decidió rescatar al perro y llevarlo rápidamente a un veterinario para conocer su estado de salud. Después de examinarlo y darles los tratamientos necesarios y las pautas a seguir para su total recuperación la familia decidió adoptarlo, poniéndole de nombre Jack.

El Perro que salvó a su familia en NuevaGales del sur

Los días pasaban y Jack se iba recuperando favorablemente, hasta que en muy pocos meses recuperó su pelaje y su vitalidad. Jack tenía una casita junto a la casa de los Gordon, que en raras ocasiones le dejaban pasar más allá de la entrada de la casa. Un día, pasados dos 4 años desde la adopción de Jack, el tendido eléctrico de aquella zona rural se estropeó y dejó sin luz a muchas familias y granjas de la zona, y los Gordon tuvieron que utilizar farolillos de gas para iluminarse por la noche. Al día siguiente, cuando nadie se había levantado todavía de la cama, el hijo pequeño de los Gordon estaba jugando en su habitación, tropezó con la alfombra y golpeó sin querer al farolillo que había cerca de su cama, provocando un incendio que se extendió rápidamente por toda la habitación. Los demás miembros de la familia seguían dormidos y el pequeño salió corriendo y se escondió sin saber cómo reaccionar.

En ese momento Jack, se puso a ladrar como nunca, pero nadie le oía, a lo que de repente, corrió por la marquesina de la casa, pegó un salto y atravesó la malla de mosquitera que tenía la puerta de la entrada, pasando así a la casa. Empezó a buscar los las habitaciones encontrando a todos los miembros de la familia y empezó a ladrarles, esto hizo que se despertaran y vieran lo que estaba sucediendo. Todos buscaban al hijo pequeño, pero no aparecía, ya que se había escondido en el armario de su habitación. Pero Jack salió corriendo, entró en la habitación en llamas y empezó a arañar las puertas del armario, a lo que la madre abrió las puertas y encontró al pequeño acurrucado. Lo sacaron y todos salieron de la casa, ya que las llamas se extendieron por casi toda la casa.

Todos sobrevivieron al accidente y Jack recibió varios premios por la comunidad, pero sabemos que para él, el único premio era el haber salvado a la familia que lo salvó siendo un cachorro.

Ya veis lo que un perro puede llegar a hacer por amor, ¿Y vosotros, cómo demostráis el amor a vuestros perros? Nosotros os invitamos a que les regaléis un collar o un chaleco polar de galguitaamelie, siendo esta una pequeña forma de demostrarle vuestro amor.

CONSIGUE UN 15% DE DESCUENTO EN CUALQUIER COLLAR O CHALECO POLAR PARA TU PERRO

REALIZA TU COMPRA E INTRODUCE EL CÓDIGO: SANVALENTIN

DESCUENTO VÁLIDO HASTA EL 15 DE FEBRERO DE 2019